Aviso de cookies

Estoy de acuerdo Este sitio web guarda pequeños fragmentos de información (cookies) en su dispositivo con la finalidad de ofrecer un mejor contenido y para finalidades estadísticas. Usted puede desactivar el uso de cookies modificando la configuración de su navegador. Navegar por nuestro sitio web sin cambiar la configuración del navegador hace que usted nos esté autorizando a guardar esta información en su dispositivo.

Orgullo, alegría y solidaridad en la gala «Correndo pola Costa da Morte»

Dic 18, 2017

Vimianzo se convirtió ayer en el epicentro del deporte de la Costa da Morte. La Casa da Cultura presentó un abarrote histórico para disfrutar de la gala anual del atletismo de la comarca: los premios Correndo pola Costa da Morte. Este circuito de carreras pedestres, que arrancó en marzo en Camariñas y concluyó en noviembre en Fisterra, tras pasar por ocho concellos, supuso el broche final a una edición marcada por la emoción, la solidaridad y por qué no decirlo, por la reivindicación de un deporte que cada día gana más adeptos en la comarca.

Los 72 atletas de todas las edades que, con esfuerzo y empeño, consiguieron completar las diez pruebas de la competición, fueron los primeros protagonistas de la noche. Un esfuerzo recompensado con un diploma conmemorativo y, sobre todo, el aplauso de los que saben valorar lo que supone dedicar parte del día a día a entrenar. Ya lo dijo Javier Novo, premio especial por el fomento del atletismo: «Animo a toda a xente a facer deporte porque todo este esforzo realizado e darlle más sentido á vida».

Luego, llegó el momento para los más pequeños. Los tres primeros clasificados de cada categoría base recibieron un trofeo. El paso siguiente fue reconocer el trabajo de los deportistas que, de manera individual o en equipo, obtuvieron las mejores marcas en las carreras de tres y diez kilómetros. Pero el momento más emotivo se vivió con el premio a Luis Miguel Bardanca, campeón de la categoría adaptada. Su frase, lapidaria: «Grazas a todos os que me apoiaron en cada carreira para que non me rendera». Toda una declaración de intenciones, que hizo extensivas a Sara Vieites, verdadera alma mater e icono de este circuito.

En la gala también se hizo la entrega de un cheque por valor de 6.092 euros a la junta provincial de A Coruña de la Asociación Española contra el Cáncer.

Paula Esteiro, ganadora de la carrera absoluta de tres kilómetros en la categoría femenina y por equipos, clausuró, a través de videoconferencia, la gala, tomando el relevo de Susana Castiñeira en el cargo de madrina del circuito. Irma Macías y Joaquín Rama fueron los encargados de poner el tono musical a la gran fiesta.

 

Fuente: https://www.lavozdegalicia.es/noticia/carballo/vimianzo/2017/12/16/orgullo-alegria-solidaridad/0003_201712C16C8991.htm